sábado, 15 de septiembre de 2007

Como periodista en el Fashion Fest

Definitivamente fue un acierto haber escrito esos permisos para tomar fotografías, de otra manera no habría entrado al Fashion Fest con todas las ventajas de la prensa profesional.

Llegué en punto de las 7:30pm a Liverpool. Fui directo a Servicios al Cliente para validar la carta en la que se solicitaba que me permitieran fotografiar el evento firmada por mi profesor. Ahí me pidieron que la mostrara directamente en la entrada al Fashion Fest, en el área de prensa... con suerte podría entrar como periodista.

Todo era rosa, todo era glamour... La gente estaba ataviada con su vestuaro más elegante y con peinados de salón mostrando sus codiciadas invitaciones a las edecanes. Entré y me formé detrás de los periodistas en el registro; mostré mi carta y comenzaron los problemas: que si el papel no estaba membretado por la Universidad Iberoamericana, que si cualquiera puede imprimir una carta así, etc., etc. No podía creer que a pesar de tantos esfuerzos el asunto fuera a terminar así.

Insistí mucho, aclaré que estuve llamando desde hace meses para saber los requisitos para tomar fotos en Fashion Fest, y sobre todo, demostré mi enojo ante la total escasez de información que me proporcionaron sus empleados. Algo avergonzada al respecto, la señorita encargada del registro me dio una etiqueta dorada, nada más que un simple punto de centímetro y medio de diámetro era la diferencia entre ver el evento desde las gradas y presenciarlo desde los mejores lugares: al frente de la pista.

Me sentí un poco intimidada ante los telefotos profesionales con mi pequeña cámara digital en mano, pero me reanimé de inmediato al percatarme de la excalente vista que tendría desde donde estaba sentada. Además fui tratada como reina: bebidas y bocadillos me fueron ofrecidos varias veces y nadie me veía como un ser fuera de lugar, es cierto que no podían creer que hubiera alguien de prensa tan joven, pero eso era lo de menos: ya estaba allí.

Las luces se apagaron y el escenario se iluminó en tonos rosas y morados... las modelos salieron, luciendo tanto vestidos de noche como ropa casual. Yo no dejaba de admirarme y de buscar los mejores ángulos con mi cámara (tuve que esquivar varias cabezas en el intento). Los diseños eran tan variados como las modelos, de diferentes nacionalidades y complexiones. Era inevitable el impulso de papadear ante los cambios de luces, pero era algo que deseaba evitar a toda costa para no perder un segundo de las pasarelas.

Cuarenta minutos transcurrieron así, hasta que llegó la estrella de la noche: la top model internacional Karolina Kurkova. Alta, delgada, rubia, con bellos ojos azules y portando un hermoso vestido color morado, la modelo posaba con una radiante sonrisa. El conductor Javier Poza no podía ocultar su embelezamiento por ella, menos aún cuando la joven checa pronunció unas palabras en un muy forzado español.

Karolina Kurkova habló dos minutos, entre risas y aplausos. Después se marchó con los invitados importantes a una mesa oculta en la parte de atrás del lugar adaptado para el Fashion Fest. Aproveché mi etiqueta de prensa para acercarme lo más posible y tomarle fotografías. Una vez frente a ella vi que se trataba de una muñeca Barbie en toda la extensión de la palabra, que volvía a posar ante las cámaras mientras platicaba.

Luego de varios codazos y pisotones de los fotógrafos profesionales, decidí que tenía suficientes fotos y me encaminé a la salida. Ahí fue cuando vi al hombre más hermoso del mundo... alto, bronceado, con el cabello lacio castaño claro arriba de los hombros, unos increíbles ojos verdeazulados me miraban y una delgada boca me decía: "Señorita, ¿tiene boleto de estacionamiento?" Impactada ante su perfección sólo pude decir: "¿Perdón?" Me repitió la pregunta y respondí con un decepcionado "no". La imagen de este hombre modelo se quedó grabada en mi mirada todo el camino de regreso a mi casa, sin poder pensar en nada más.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

el fashion fest no es moda, totalmente comercial sacan las tendencias, de dos temporadas anteriores muy mal

Alex dijo...

Me gusat la idea de als pasarelas y poor als fotos tenia muy buena producción e iluminacion.

la barbie es linda pero definitivamente no es mi estilo.... look instead a Lily Cole o heather Marks... known also as the elvish models.. yess Elvish

Creo que lo unico q le falta a muchas de estas pasarelas .. es difusión , como te dije le he agarrado gustoa esto de la moda y el diseño sobre todo desde un punto de vista teátrico (yo se q es teatral)

Y con lo de las fotos , muchas son suuumamente buenas . Yo se que no es tu caso pero creo q está adhoc.

http://i104.photobucket.com/albums/m174/timon2099/498389589_8caa7520ab.jpg

lilith nyx dijo...

Marifer bonita! Tengo una amiga que también fue a esa cosa, hasta delante igual y le puedo decir que te pase conectos. jajaja. Puse un apartado en mi blog con tu link para que te comenten más jaja.

phe dijo...

Y la foto del modelo?? jajaja no se nada de moda pero gracias por la crónica...