viernes, 24 de agosto de 2007

Presión universitaria

Es ahora cuando desearía haber sabido toda la tarea y los trabajos que tendría que hacer en el semestre cuando todavía estaba de vacaciones. Sucede que en estos momentos tengo tanta que ni siquiera las mal llamadas "horas libres" (pues están repletas de pendientes) me han salvado de un fin de semana exhaustivo.

No es que no me guste trabajar, a decir verdad, es algo que me fascina. Pero para todo hay límites y, como dicen, "nada con exceso, todo con medida"; sin embargo ¿qué se puede hacer ante lo innevitable? Nuestro mundo nos presiona a trabajar a una velocidad altísima, casi tan rápidamente como accesamos a Internet y hablamos con gente que bien podría estar del otro lado del planeta.

Ya hay demasiadas cosas efímeras. Me duele pensarlo, pero es bastante posible: quizás mañana ya no importe lo que hize hoy, será parte de la historia, de un pasado que no interesa a investigador alguno, momentos que sólo yo recuerdo.

Sí, lo sé, ya me puse nostálgica, pero reflexionar sobre el peso y la importancia de lo que hacemos día con día en la era de la globalización es casi siempre deprimente. Ya casi no pensamos en quiénes somos o qué nos mueve a seguir, sino en lo que "tenemos" que hacer.

3 comentarios:

Rebeca dijo...

Hermy. Creo que te conosco tan bien, que podría decir que nunca te vi quejarte del trabajo. Pero sin duda, estoy de acuerdo contigo. Ya que todos tenemos un limite. En especial tu mente y tu cuerpo. Recuerda. Take it easy. Y recuerda mi frase. Que tanto es tantio de descanso?.
Cho

bety dijo...

pues en que escuela vas que tienes tanta tarea jajajajaja

ay Mafer, que mal que tengas tanta tarea, espero no estar como tu en unos días...

ya por favor sal a divertirte jajaja
un beso
BETY

phe dijo...

Reitero lo de Bety... en que escuela vas?! o que carrera alterna estas estudiando?!

es broma.. la verdad es que me doy mas tiempos libres de los que debería, y luego ando bien estresada acabando todo bien tarde, pero bueno supongo que un Time Turner te ayudaría haciendo honor a tu apodo...

Lo que sí es que yo también pienso mucho en lo efímero, me intriga y me mantiene ocupada cuando me pongo filosófica. Pero pa eso esta el ahora y a disfrutarlo, aunque sea trabajando.