viernes, 11 de julio de 2008

Había una vez un corazón roto

Había una vez un corazón roto. Yo caminaba sola en la oscuridad buscando un camino por dónde empezar de nuevo. Qué no daría porque aquello nunca hubiera sucedido por un amor que fuera verdadero y no sólo una ilusión creada por mi poderosa imaginación y mis enormes deseos porque los sueños fueran reales. No había amor en mi vida, no había luz en mis ojos. Todas las lágrimas que había llorado y derramado parecían no terminar.

Y yo, que solía ser la que creía en los cuentos de hadas, la fantasiosa, la que no dejaba de soñar, he perdido la fe; quisiera encontrarte, estar contigo y sólo mirar el atardecer. Quisiera que me enseñaras un mundo que no haya visto antes.

Pero desperté y aquí estoy, enfrentando una realidad que ya no me gusta, que no acepto y que no quiero ver más. Ser feliz para siempre será una difícil tarea para este roto corazón que me pertenece.


Hace mucho y muy lejos, soñé con el día en que tu amor vendría a mí y se quedaría. Así son los cuentos, así debería sentirse la realidad. No sé si los corazones rotos se curen de alguna forma, si hay manera de hacerlo, quisiera conocerla.
El dolor es grande, el vacío es enorme y no hay palabra que defina la desilusión.

¿Por qué volver a creer? ¿para resultar herida de nuevo? De qué manera aliviar tanta tristeza, cómo olvidar tantos recuerdos, si se tiene una memoria impecable.
Las memorias son como fantasmas porque no me abandonan, son como cuchillos que desangran lo que queda de lo que soy, de lo que fui, y de lo que, quizás si me alivio, llegue a ser. Esa es la historia de mi corazón destrozado.

3 comentarios:

fer dijo...

hola pequeña
¿ que te digo?
dificil hacerlo pero piensa que en algun momento alguien te valorara, yo lo se.
te mando un fuerte abrazo y besos

Muerto desconocido dijo...

creo q lo q está verdaderamente mal son los cuentos de hadas, manipulan nuetsra ment al grado tal q creemos q nuestra felicidad esta cerca y es duradera, ademas se dan el lujo de presentar situaciones tan irreales con palabras tan reales que confunden nuestro tiempo espacio y nos obligan a fluctuar entre ambos mundos. deberían hacer cuentos de sapos, no de hadas... pero, a pesar de todo, levantarse lleno de mocos y con las lagañas impidiendo la luz, bueno, eso es siempre un recuerdo divertido

Rodrigo Delgado dijo...

Toma en cuenta que el amor no es lo único en la vida... es increíble cuando existe, pero no es lo único.

Existen tantas cosas más importantes en la vida. Si tal vez en este momento no esta o perdiste a alguien... no debes deprimirte (se que suena a típica frase de consuelo) se feliz de que paso... aprende de esa experiencia y trata de aplicar lo que apreHendiste (si, puse h) en la relación que se acabo...

Por lo menos puedes decir que aprendiste algo de ti misma y que se generó un ligero cambio positivo en ti.

SMILE....
Don´t worry.... be happy