lunes, 16 de junio de 2008

C'est la vie!

Algunos la ven como un juego, otros la toman tan en serio que olvidan que también se trata de disfrutarla. Hay quien la desperdicia, hay quien gana y hay quien pierde. Hay aciertos y triunfos grandiosos, pero hay pérdidas invaluables también, especialmente aquellas que involucran seres humanos.

Está bien que cada quien tenga una perspectiva de vida distinta y la lleve como le plazca siempre y cuando no perjudique a terceros. Jugar con los sentimientos, es jugar con cristal Swarovski: son bellos, multicolores, multifacéticos, sumamente valiosos, pero también excesivamente delicados. Aquél que se aventura a siquiera posar su mirada en uno, debe ser precavido pues el más mínimo rasguño puede provocar daños irreparables.

Bien dicen que "las margaritas no son para los puercos". Los sentimientos no pueden dársele a cualquiera, un ser humano no debe abrirse a cualquier cosa que aparezca enfrente, no debe permitir que algo tan hermoso se desperdicie o se dañe en manos equivocadas.

Mil caras tienes y en ninguna puedo confiar, cien promesas hiciste y cien rompiste. De vuelta en este lugar, creí que había terminado con esto y parece que vuelve a empezar. Dudas sobre qué hacer ahora, qué es lo que amas, qué es lo que quieres ahora.

Me queda tan sólo proteger los pocos secretos tornasolados que me quedan, guardarme en ellos, resplandecer y renacer, ya sin esperar que algo resurja, que un pasado alguna vez bello vuelva a mí, porque eso no sucederá.

Vivir esperando que la vida nos dé la dicha que tanto dolor nos quita es soñar ilusamente. Hay una frase que antes consideraba derrotista, pero ahora que la veo no me parece falsa: "Dichosos los que nada esperan porque nunca serán decepcionados".

Aunque... qué miserable sería la vida si jamás esperáramos nada de ella. Son las falsas esperanzas, las fantasías imposibles y los irreales sueños los que nos mantienen con vida.

C'est la vie!

5 comentarios:

fer dijo...

hola fer , hace mucho q no te visitaba, tus palabras son ciertas, no te preocupes , alguien sabra cuidar ese cristal de sentimientos, no lo rompera, tu cristal es muy fuerte para ser destruido por alguien que no vio lo mucho que brillaba, hace unas semanas así lo veía yo, no se, Dios te da luz, cuando ves que personas cercanas a ti, te estiman , como tu familia.
besos

Erika Cortés Gutiérrez dijo...

Sueños... color rosa, perfectos y tan anhelados por el corazón son (como bien dices) los que nos mantienen con vida. Siempre que nos proponemos alcanzar una meta, es un sueño que queremos cumplir; pero ¿qué pasa cuando el sueño que queremos cumplir involucra o depende de otra persona? En estos casos, hay veces que por más que hagamos, simplemente no se alcanza el objetivo porque no solamente el llegar estaba en nuestras manos. Es muy triste tener que encontrar el equilibrio de no esperar nada y también el querer esperar algo, ambos puntos hacen sufrir. He ahí el por qué tienes la razón; C'est la vie.

Mac dijo...

Lo unico malo es que son como cristales Swarovski pero con vida, asi que uno no puede decidir a quien se los presta, ellos deciden solos. El gran dilema es que asi como son hermosos no son muy listos y muchas, muchisimas veces, toman esas decisiones mal. Ni modo, hay que soñar y esperar que algun dia, decidan bien.

Rodrigo Delgado dijo...

Mmmmmmm por eso hay que ver la vida cómo si fuera un Wiki... debes dejar entrar a las personas y aprender de TODO lo que digan/hagan, así, si en algún momento te lastiman puedas verlo con calma y sabiduría.... ya después alguien llegará a enmendar el error que alguien anterior cometió.....

Muerto desconocido dijo...

epa epa epa... los puercos tambien sembramos, comemos y olemos margaritas, sencillamente no somos tan cursis como aquellos que las deshojan (...en publico)